Almudena, donante

Mi pareja también es donante

Muchas mujeres te agradecen el gesto.

A mí no me gusta que me juzguen. Por eso, no quería que nadie supiera que iba a ser donante. Cuando le conté la idea a una amiga y le pareció tan buena que se animó ella y fuimos juntas a donar. La experiencia estuvo muy bien y es completamente anónima. Cuando piensas el acto tan generoso que estás haciendo y con el que además eres compensada, entre nosotras, todo es positivo.

 

(*) Fotografías no reales para preservar el anonimato de las donantes y las madres receptoras.

Tambien te puede interesar