cuida tu piel

¿Noches complicadas? Cuida tu piel con estos tips

¿Quieres conservarte bien? Sencillo, cuida tu piel. Sin embargo hay días en los que ya sea por la falta de descanso, una exposición continuada a situaciones estresantes o porque hemos pasado por una temporada inestable, nuestra piel se muestra apagada y con un aspecto poco saludable. Al final, si este tipo de situaciones se hacen repetitivas las consecuencias pueden ser permanentes. Para evitarlo, debes aprender a proporcionar un tratamiento continuado y adaptado a tus propias necesidades.

Sigue estos pasos y cuida tu piel

No utilices productos genéricos, cuida tu piel

Antes de comenzar cualquier tratamiento de cuidado debes conocer cuáles son las características y necesidades específicas que tiene tu piel. Existen distintos tipos y por ejemplo la piel grasa requiere un tratamiento diferente a la piel seca.

cuida tu piel

Trata con especial sensibilidad las zonas más frágiles

Existen zonas de nuestro rostro que son más sensibles y frágiles. Es importante prestar atención a estas y dedicarles un cuidado especial.

Opta por un ritual de limpieza suave

El primer paso de cualquier tratamiento dermatológico es la limpieza. Sobre todo después de eventos especiales la limpieza adquiere una relevancia especial y es importante utilizar productos desmaquillantes fisiológicos que estén diseñados para limpiar la piel sin llegar a dañarla.

Ten cuidado con el contorno de ojos

Una de las zonas más sensibles es el contorno de ojos. Ten en cuenta que la piel de esta zona es diez veces más fina que la de las demás zonas. Escoge productos que no sean agresivos e inicia un proceso de limpieza suave y que no resulte agresivo.

Los labios también son importantes

Junto con el contorno de ojos, los labios son especialmente sensibles. Por ello deberás utilizar una crema reparadora específica.

La exfoliación es imprescindible

La mejor forma de purificar la piel y eliminar todo tipo de impurezas y residuos es la exfoliación. Lo más recomendable es utilizar productos exfoliantes adaptados a la piel del rostro. Para escoger la opción más adecuada, asegúrate de que se trata de una exfoliación fisiológica que resulte suave y respete el equilibrio natural de la piel.

cuida tu piel

La hidratación nunca debe faltar

Ten en cuenta que nuestra dermis está compuesta de agua en un 70% y por eso es importante mantener un nivel de hidratación mínimo. Para ello, deberás recurrir aplicar un producto hidratante después de haber finalizado el proceso de limpieza.

Escoge productos hipoalergénicos siempre que sea posible

El maquillaje influye considerablemente en la salud de tu piel, por ello . Muchos de ellos poseen compuestos que resultan agresivos y con el tiempo pueden producir alergias e irritaciones. Lo más recomendable es optar por una solución hipoalergénica y diseñada para cubrir las necesidades de las pieles más sensibles. Opta por las soluciones más sanas, cuida tu piel.

Toma medidas para protegerte de los efectos del sol

Uno de los factores externos más perjudiciales es el sol ya que acelera el envejecimiento de la piel. Por eso es importante utilizar productos que garanticen la protección ante la radiación solar mediante filtros.

Protégete de las agresiones externas y cuida tu piel

Además, la piel es agredida a menudo por todo tipo de elementos externos como el tabaco, la contaminación, el estrés o la mala alimentación. Por eso es imprescindible que prestes atención a tu estilo de vida y trates de adquirir hábitos saludables. Además, debes asegurarte de que limpias tu piel todas las noches, incluso aquellos días en los que hayas prescindido del maquillaje.