Después del turrón viene la manzana

La salud y los excesos navideños

Durante las fiestas todos cometemos excesos que, por desgracia, no están libres de consecuencias. Las comilonas, regadas por abundantes cantidades de alcohol, terminan reflejándose en la báscula. Además, la fatiga también se deja notar; hemos acudido a infinidad de eventos y nuestro aspecto muestra que estamos agotados. También es posible que nuestras defensas se hayan llevado su parte; la mala alimentación, las prisas y los nervios han contribuido a un deterioro físico y anímico.

Cuidarse después de Navidad

Es el momento de recuperarse del ajetreo y volver a cuidarnos. Veamos algunos consejos para recobrar el bienestar y la silueta tras estas fechas y volver a nuestros hábitos saludables.

Recupera una alimentación equilibrada

Es indudable que en Navidad todos cambiamos nuestra dieta. Esta se vuelve más rica en calorías y añadimos alimentos que no solemos comer a menudo el resto del año. Seguramente la báscula ya nos haya dado una mala noticia, pero esto tiene solución.

  • Primeramente, llegó la hora de optar por el agua. Se acabaron el alcohol y los refrescos; bebe únicamente agua y en abundancia. Es aconsejable que bebas unos dos litros al día, lo cual te ayudará además a eliminar toxinas.
  • Intenta también recuperar el horario de comidas; vuelve a realizar 5 pequeñas comidas diarias, equilibradas y variadas y no comas a deshora. Recuerda favorecer los tipos de cocinado que aportan pocas grasas, como al vapor, a la plancha o al horno.
  • Reducir la ingesta de azúcares; lo ideal es que los recibas de las frutas, eliminando por completo aquellos que proceden de la bollería o la comida basura. Siguiendo estos consejos, recuperar tu peso ideal no será una tarea complicada.

Haz ejercicio

Aunque seguramente durante el resto del año el ejercicio sea parte de nuestra rutina habitual, el ajetreo de las fiestas no nos ha dejado tiempo para ello. Por lo tanto, es hora de retomar el ejercicio. Lo más aconsejable es que empieces despacio para no lesionarte. Poco a poco podrás ir incrementando la intensidad y la duración del ejercicio, hasta volver a tu estado de forma anterior o incluso mejorarlo.

Descansa

La época navideña es un momento agradable en el que se comparte tiempo con la familia y los amigos; sin embargo, el estrés también está muy presente debido a las prisas, las compras y los compromisos. No obstante, estar relajado y dormir lo suficiente es clave para poder tener una buena silueta y perder peso. Si no se descansa como es debido, las hormonas que se encargan de regular el apetito sufren un desajuste, provocando que tengamos más hambre; lo mismo puede ocurrir si estamos sometidos a estados de ansiedad. El descanso también ayuda a fortalecer el sistema inmune incrementando las defensas.

 

perder-peso-descanso

 

Desintoxica tu organismo

La mala alimentación hincha tu cuerpo. Esto puede deberse a la gran cantidad de sal y toxinas que tienen los alimentos que hemos estado ingiriendo. Para depurar tu organismo y eliminar los líquidos que hayas retenido existen muchos métodos. Las infusiones drenantes como la cola de caballo o el té verde pueden ser buenas aliadas, ya que cuentan con propiedades depurativas. Otras como la manzanilla también puede ayudarte, al tener propiedades antiinflamatorias y digestivas. Asegúrate también de cuidar tu sistema digestivo, ya que seguramente se haya visto bastante castigado. Para recuperar tu flora intestinal puedes incluir en tu dieta los yogures probióticos y aumentar el consumo de fibra para favorecer un buen tránsito.

 

reme-300x200

 
Como ves, existen muchas pautas que puedes seguir para ayudar a tu cuerpo a recuperarse tras las fiestas. Es importante mantener el peso ideal y ayudar al organismo a volver a sus hábitos saludables para tener un buen estado físico y mental. ¡No esperes más! Las Navidades ya terminaron y es el momento de recuperar las buenas costumbres.