efectos secundarios de los anticonceptivos

Efectos secundarios de los anticonceptivos

Los anticonceptivos hormonales son una de las formas más sencillas de evitar embarazos no deseados. Sin embargo, muchas mujeres comienzan a usar este tipo de tratamiento tras consultar a su ginecólogo para solucionar otros problemas, como la aparición de acné, los ciclos menstruales irregulares, para tratar el Síndrome de Ovarios Poliquísticos, o los dolores de regla muy intensos.

Los anticonceptivos hormonales son el método más utilizado durante la vida reproductiva de la mujer. Existen muchos tipos y formas de anticonceptivos:

  • La famosa píldora que se toma a diario vía oral,
  • Los anillos vaginales, las inyecciones,
  • Las cánulas que se insertan debajo de la piel,
  • Los parches o los dispositivos intrauterinos, que se colocan dentro del útero.

Principales efectos secundarios de los anticonceptivos

Tomar anticonceptivos de una forma correcta, tal y como lo pauta el médico, es una de las formas más seguras de prevenir embarazos no deseados. Sin embargo, si has empezado a utilizar uno de estos métodos anticonceptivos, puede que empieces a notar uno o varios de estos efectos secundarios:

Manchado intermenstrual

Uno de los efectos secundarios más comunes de los anticonceptivos hormonales es el sangrado vaginal entre períodos menstruales. Los estudios científicos apuntan a que un 50% de las mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales sufre este tipo de sangrado durante los tres primeros meses de su utilización y, pasado este periodo, el número de mujeres que padecen este efecto secundario se reduce hasta el 10%.

Eso sí, conviene tener en cuenta que un sangrado intermenstrual normal, es aquel que no se prolonga más de cinco días. En caso de que este sangrado sea más largo o abundante, se recomienda acudir al ginecólogo de inmediato.

Náuseas o mareos

Algunos anticonceptivos, especialmente los que se toman por vía oral, pueden provocar náuseas o mareos. Este es, por ejemplo, uno de los efectos secundarios más frecuentes de la píldora anticonceptiva durante los primeros meses de tratamiento.

Sensibilidad mamaria

Debido a la acción de las hormonas, los anticonceptivos hormonales también pueden provocar sensibilidad en las mamas, debido al aumento que pueden experimentar los pechos durante el tratamiento, lo que hace que éstos se vuelvan mucho más sensibles al roce y al contacto.

Se ha demostrado que reducir la dosis de cafeína diaria y controlar el consumo de sal son medidas muy efectivas para disminuir la sensibilidad mamaria que provocan los anticonceptivos.

Dolor de cabeza

Los tratamientos hormonales pueden también dar lugar a la aparición de dolores de cabeza o migrañas, sobre todo durante los primeros ciclos. Pero si el dolor de cabeza no cesa tras los primeros meses de tratamiento con anticonceptivos, se recomienda acudir al médico.

Aumento de peso

Muchas mujeres experimentan un ligero aumento de peso durante los primeros meses de tratamiento con anticonceptivos. Y es que, el aumento de peso es uno de los efectos secundarios más comunes de las hormonas, ya que la acción hormonal suele provocar la retención de líquidos en el organismo, especialmente en la zona del pecho, del abdomen y de las caderas.

Los efectos secundarios de los anticonceptivos

Cambios de humor

Las mujeres que empiezan a utilizar métodos anticonceptivos hormonales pueden sentir repentinos cambios de humor. Y es que la acción de las hormonas puede hacer fluctuar el estado de ánimo, pasando así de la sonrisa al llanto en cuestión de minutos.

Sin embargo, si la mujer cuenta con antecedentes familiares de depresión, es conveniente que consulte a su ginecólogo antes de empezar a utilizar un método anticonceptivo hormonal.

Pérdida del periodo menstrual

Este es otro efecto secundario de algunos tratamientos anticonceptivos, aunque no es uno de los más comunes. Al tomar anticonceptivos de tipo hormonal, es posible que algún ciclo no baje la regla como de costumbre, especialmente si la mujer está sometida a mucho estrés, viaja muy a menudo, o padece algún tipo de enfermedad.