coregasm - portada

El Coregasm: entrenamiento y placer

¿Has pensado alguna vez que puedes llegar al orgasmo y tener placer mientras haces tus ejercicios diarios? Sí, sí, has leído bien. Existe un tipo de orgasmo llamado coregasm que solo nosotras podemos tener y poner en práctica. Es una magnífica forma de quemar calorías mientras disfrutas del máximo placer sexual.

Si no lo habías escuchado nunca, no te preocupes te daremos toda la información en este post. Y si ya conocías la técnica sigue leyendo, puede que aprendas algo nuevo de las nuevas claves del sexo.

¿Pero qué significa Coregasm?

El coregasm es como se ha llamado al orgasmo que algunas mujeres tienen, sin necesidad de estimulación, mientras hacen ejercicio. Además, lo puedes poner en práctica mientras tienes relaciones sexuales para llegar al punto de máximo placer al mismo tiempo que quemas alguna caloría. Pero tranquila, no se trata de que estés pensando en hacer ejercicio mientras mantienes relaciones sexuales.

Se produce con la tensión del abdomen y músculos de las piernas, es decir los músculos pélvicos. Además, cuando hacemos ejercicio, las mujeres producimos endorfinas y dopamina, dos sustancias muy necesarias para alcanzar el placer sexual. ¡Piensalo!, si facilitas la liberación de estas sustancias ejercitando algunas partes de tu cuerpo mientras tienes relaciones sexuales podrás alcanzar el placer de un orgasmo.

coregasm - deporte

Cosas a tener en cuenta para tener el Coregasm

Lo más importante que hay que tener en cuenta para tener coregasm es que tus músculos pélvicos estén fuertes. Así, serás más propensa a tener placer mientras haces tus ejercicios. Pero si primero necesitas ponerte en forma, estos son los músculos principales que tienes que trabajar.

  • Abdomen: es importante tener un abdomen fuerte y un buen ejercicio son los abdominales. Practicando unas pocas repeticiones al día será suficiente.
  • Piernas: un buen ejercicio para ejercitar los músculos de las piernas son las sentadillas, haciendo varias repeticiones al día y con unas mancuernas de poco peso en las manos será suficiente para notar la diferencia en poco tiempo.

Ten en cuenta que esto no quiere decir que si tienes un abdomen y piernas fuertes llegarás al placer. No a todas las mujeres les pasa. Son solo factores que hay que tener en cuenta para que se pueda producir.

Tener un coregasm no supone un gran esfuerzo

Seguro que has pensado que será complicado buscar qué ejercicio es mejor para tener un coregasm. ¡No te agobies! Solo tienes que seguir con tu rutina de ejercicios y llegará solo. Aunque se ha demostrado, a través del testimonio de mujeres que lo han tenido, que concretamente dos ejercicios son los que facilitan que aparezca coregasm y puedas llegar al máximo placer.

Eleva las piernas colgada de una barra. Con la espalda recta levanta las piernas hasta que queden paralelas al suelo y después bajarlas lentamente. De esta forma se contraen los músculos del abdomen y las piernas presionando los músculos pélvicos.

También se puede tener ese placer con elevación de una pierna estando tumbada. Consiste en tener las rodillas dobladas y elevar el abdomen al mismo tiempo que estiras una pierna. Igual que en el anterior ejercicio se presionan los músculos pélvicos y puede provocar un coregasm.

coregasm - placer

Esto es todo lo que tienes que saber sobre coregasm, ahora solo tienes que ponerte un plan de entrenamiento y prueba a ver si tú eres una de las afortunadas, y como ya te contamos en otro artículo salir a correr aumenta nuestro placer sexual, así que ya no tienes excusas para no realizar deporte 😉