trucos para no tener agujetas antes de empezar a hacer deporte

Guía práctica para prevenir las agujetas y vencerlas

Cuando se inician entrenamientos o ejercicios físicos intensos la aparición de agujetas es algo natural. Un elemento clave para prevenir esta dolencia es basarnos en la progresión e incrementar la intensidad de forma gradual. Para ello debemos ir adaptando nuestro cuerpo a los nuevos hábitos y ejercicios físicos

¿Cómo preparar nuestro cuerpo para las agujetas?

  • Fase de preparación:

Durante la primera semana lo más recomendable es acondicionar nuestras articulaciones y centrarnos en las técnicas para ejecutar movimientos.

Esto nos servirá como una introducción y una primera toma de contacto con la técnica y el medio en el que vamos a desarrollarla.

Podríamos decir que es una fase de aprendizaje donde aprendemos a identificar cuáles son los rangos de movimiento y cuándo deberíamos introducir las cargas que deben situarse entre un 65% y un 70% de nuestra fuerza máxima.

  • Déjate aconsejar por un profesional

Inicia el deporte rigiéndote en un programa de entrenamientos diseñados e implementados por un profesional y que te permita adaptar tu cuerpo de forma progresiva. A través de un programa realmente eficaz podrás evitar la aparición de agujetas.

Antes de empezar con los ejercicios, ten en cuenta:

  • La fase de precalentamiento:

Es imprescindible que lo desarrolles siempre antes de iniciar el período de entrenamiento propiamente dicho. Para que durante el proceso de adaptación haya un incremento de la temperatura corporal. Este es un aspecto muy importante.

Por ejemplo, en un ejercicio donde se trabaja la fuerza, es fundamental que se repita el gesto a desarrollar con muy baja carga antes de comenzar con la carga de peso y el ejercicio propiamente dicho.

  • La constancia es la mejor aliada:

Para poder eliminar las agujetas de forma total los ejercicios deben desarrollarse de forma continuada y sin interrupciones. Volvemos a incidir en la idea de una curva progresiva y un proceso que permita a nuestro cuerpo adaptarse. Esto significa que no deberás dejar que pase más de una semana entre tus entrenamientos.

  • Evita el sobre esfuerzo:

Entendemos fallo muscular cuando una persona se expone durante su rutina de ejercicios a un sobre esfuerzo que colapsa los tendones de las articulaciones. Esto además de generar agujetas también genera serios peligros de sufrir lesiones. También es muy importante que estés bien hidratada y tomes unos 2 litros de agua al día.

trucos para no tener agujetas cuando patinas

Qué hacer cuando ya tenemos agujetas

Cuando ya se han manifestado las molestias y las agujetas son una realidad existen varios remedios que pueden ayudarnos a atenuar los síntomas. Sin embargo, es cierto que no existe aún una fórmula capaz de eliminarlas al 100%. Cada una de estas alternativas pueden trabajar sobre determinados síntomas pero no de forma total y no sobre todos a la vez:

  • Los antiinflamatorios son los analgésicos más efectivos para reducir las molestias.
  • Además, los suplementos como la glutamina también ayudan a minimizar los síntomas.
  • Existen alimentos que ayudan especialmente a recuperar el estado original del cuerpo después de realizar esfuerzos. Los más conocidos son la granada y el jengibre.

A nivel local también podemos reducir los síntomas mediante técnicas como la crioterapia, la electro estimulación o incluso con masajes. El objetivo último es reducir la tensión muscular y lograr una relajación casi total.