Sara, donante

A mí no me cuesta nada

Ser más generosa con otras personas.

Tengo amigos cercanos que han tenido problemas teniendo hijos y su única opción es a través de óvulos donados. Esto me impulsó a tomar la decisión de donar. Pensaba que el proceso sería más lento, pero no. Es sencillo y no quita mucho tiempo. Entre nosotras, me siento orgullosa de lo que hice y lo vale.

(*) Fotografías no reales para preservar el anonimato de las donantes y las madres receptoras.

Tambien te puede interesar