la ovodonación proceso

¿Qué es la ovodonación?

Tanto si quieres ser madre y te han aconsejado someterte a un tratamiento de fertilidad con óvulos de donante, como si quieres a ayudar a otras mujeres a cumplir su sueño de llegar a ser madres, es probable que te surjan muchas dudas sobre la ovodonación.

¿Qué es la ovodonación y cuándo está recomendada?

Actualmente, la ovodonación o donación anónima de óvulos es una técnica enormemente eficaz de reproducción asistida pues, a través de los óvulos donados, una mujer que no puede tener hijos con sus propios óvulos, puede conseguir gestar.

Nuestro país es, a día de hoy, el país de Europa en el que más donaciones de óvulos se llevan a cabo, con una media de unos 14.000 ciclos, según datos de la Sociedad Española de Fertilidad.

Para poder llevar a cabo el tratamiento de ovodonación, la receptora de los óvulos debe someterse a una fecundación in vitro (FIV), en la que recibirá los óvulos de una donante anónima y que se fecundarán con el semen de la pareja o, en su defecto, con el semen de un donante.Una vez generados los embriones, uno de ellos se transferirá a la madre receptora y el resto se podrán congelar para su uso más adelante

Esta técnica de reproducción asistida se aconseja, en general, a todas aquellas mujeres que por diversas circunstancias no pueden utilizar sus propios óvulos: porque tienen una avanzada edad, por alguna intervención quirúrgica o enfermedad pasada, por un fallo ovárico prematuro o por una enfermedad hereditaria, entre otras muchas causas.

ovodonación proceso

El papel de la donante en una ovodonación

En un programa de donación de óvulos se identifican dos fases bien diferenciadas:

  • la propia donación de los óvulos por parte de la donante,
  • y una segunda fase que consiste en la realización de una FIV con esos óvulos a la mujer receptora.

Por lo tanto además de la receptora, el otro actor fundamental en el proceso de ovodonación es la donante.

Todas las mujeres que desean ser donantes, deben someterse a entrevistas y detallados estudios para ser incluidas en el programa de Ovodonación. Esos estudios nos sirven para conocer su estado de salud y, por ejemplo, descartar la presencia de enfermedades genéticas o infecciosas ni tener antecedentes de enfermedades hereditarias graves.

Entre los principales requisitos que debe cumplir una mujer que desea ser donante de óvulos se encuentra, sobre todo, el requisito relativo a la edad, es decir, debe tener entre 18 y 35 años.

En cuanto a los demás requisitos, hay un criterio de mínimos obligatorio para todos pero más allá de eso cada centro de reproducción asistida determina los suyos propios para completar el perfil de sus donantes. Todas las donantes deben contar con un buen estado de salud certificado por las diferentes pruebas médicas que se les lleva a cabo.

Para poder donar sus óvulos, la donante se tiene que someter a un proceso de estimulación ovárica (con medicación hormonal) y, posteriormente, los óvulos son extraídos mediante una punción folicular bajo sedación.

¿Y qué papel tiene la receptora en una ovodonación?

La ovodonación es para muchas mujeres el último recurso al que pueden acudir para ser madres, debido a que ya no pueden utilizar sus óvulos en tratamientos de fertilidad por diversas causas: menopausia, alteraciones genéticas, o fallos recurrentes en FIV.

Cuando una mujer se somete a un proceso de FIV con óvulos de donante, estos óvulos se fecundan in vitro en un laboratorio con el semen de la pareja de la receptora, o en su defecto, con semen de donante.

Para poder recibir los embriones una vez formado, la mujer receptora debe poner a punto su endometrio (la capa más interna del útero, donde implanta el embrión), a través de un tratamiento hormonal a base de estrógenos que le prescribirá su ginecólogo.