gel y champú sólido

Gel y champú sólidos. ¿Por qué debes utilizarlos?

Respetuosos con el medio ambiente y también una buena alternativa para cuidar la piel y el cabello. ¿Conoces el gel y el champú sólidos? Te contamos todo sobre estos novedosos productos que están revolucionando el sector de la cosmética.

En pleno siglo XXI, todos los habitantes del planeta deberíamos tomar conciencia con el cuidado y el respeto al medio ambiente. La industria cosmética está llevando a cabo algunos avances en este sentido, y algunas marcas y laboratorios han empezado a apostar por los geles y champús sólidos.

¿Qué es el gel y champú sólidos?

Aunque existen desde hace más de medio siglo, los geles y champús sólidos no han gozado de la popularidad y la aceptación que tienen los champús y geles líquidos entre los consumidores. Sin embargo, ahora, esta tendencia está empezando a cambiar, y son cada vez más mujeres las que apuestan por el uso de estos productos cosméticos libres de plásticos.

Tanto el gel como el champú sólido es el equivalente a una pastilla de jabón para lavar el cuerpo y el cabello. De hecho, cuando empleamos un gel o champú sólido, el gesto que debemos hacer al lavarnos es el mismo que el que hacemos cuando nos lavamos las manos con una pastilla de jabón.

De esta forma, cuando usamos un gel o champú sólido, la mejor forma de utilizarlo es pasando directamente la pastilla sobre el cuerpo o el cabello mojado para que empiece a salir espuma y podamos lavar esas zonas del cuerpo o de la cabeza en profundidad.

Eso sí, al igual que cualquier otro gel o champú, una vez acabado el lavado es conveniente aclarar el cuerpo o el cabello con abundante agua, hasta retirar por completo todos los restos de jabón que puedan haber quedado en estas zonas.

Además, a día de hoy, muchas las marcas de cosmética ecológica que han hecho una fuerte apuesta por los geles y champús sólidos y, aunque son conscientes de que cuesta mucho cambiar los hábitos del consumidor, ofrecen productos de gran calidad elaborados con ingredientes cien por cien naturales y respetuosos con la piel y el cuero cabelludo.

Y es que, muchos de estos geles y champús sólidos ecológicos no contienen sulfatos, ni siliconas, ni parabenos, y están elaborados a partir de aceites puros esenciales de la almendra, el argán o la manteca de karité, entre otras muchas sustancias naturales.

el gel y champú sólido

¿Cuáles son las ventajas de utilizar gel y champú sólido?

Ahora que conoces en qué consisten los geles y champús sólidos ¿te interesa saber cuáles son sus ventajas?

Cuidan el medio ambiente

Esta es una de las principales razones por las que todas deberíamos pasarnos al uso del gel y el champú sólido. Y es que, con este simple gesto, estaríamos ahorrando toneladas de plástico a nuestro planeta y las contaminantes emisiones que se generan durante la fabricación del gel y champú líquido presentado en botella de plástico.

Son más naturales

El gel y champú sólido contiene menos conservantes sintéticos, colorantes y otras sustancias químicas que los geles y champús tradicionales, por lo tanto, son más naturales y respetuosos con la piel.

Pesan menos y ocupan menos espacio

Esta es una cuestión realmente útil cuando salimos de viaje y tenemos que preparar la maleta, especialmente si lo hacemos en avión, en donde las restricciones a los líquidos en el equipaje, impiden que podamos llevar botellas grandes de gel u champú.

Ahorro

Con los geles y champús sólidos también te ahorrarás unos cuantos euros en la lista de la compra cada mes. Y es que, una sola pastilla de gel o champú sólido equivale hasta a tres botellas de champú o gel tradicional.