zapatillas o taconazos

¿Zapatillas o Taconazos?

Una de las cuestiones más habituales a la hora de escoger nuestro outfit es el calzado habitual. Con el paso del tiempo el tipo del calzado que escogemos puede condicionarnos a muchos niveles, pero a diferencia del resto de complementos, el calzado puede interferir en tu salud o puede ser un motivo para no poder entrar a un local o incluso acceder a un trabajo.

La gran pregunta es: ¿zapatillas o taconazos? A continuación analizaremos ambas opciones:

¿Tacones?

Beneficios

  • Estilizan la figura

Al aumentar la estatura generan un efecto óptico que inconscientemente darás una imagen algo más esbelta y potenciarán las curvas de tu cuerpo por lo que adquirirás una imagen más femenina.

  • Incremento de seguridad en algunos eventos especiales

Los zapatos de tacón ayudan a incrementar tu estatura. Se convierten en una prolongación de tu cuerpo y pueden ayudarte en determinadas ocasiones. Desgraciadamente hay circunstancias en las que la estatura puede jugar un papel determinante, por ejemplo en las entrevistas de trabajo. Contar con unos centímetros de más puede llegar a proporcionarte un extra de seguridad a la hora de desenvolverte en una situación exigente.

  • Te dan un aspecto más elegante

Son especialmente adecuados para combinarlos en tus looks más refinados. En eventos donde prima el protocolo son la opción más recomendable.

Inconvenientes

  • Generan varios problemas de salud

Este complemento es poco recomendable porque genera diferentes problemas de salud. Sobretodo afectan a tu sistema locomotor y circulatorio, porque provocan todo tipo de anormalidades; Desde lesiones en las rodillas o la columna vertebral, juanetes, malformaciones en los pies o aparición de varices. Todo esto afecta negativamente a tu calidad de vida sobre todo si los utilizas como un calzado diario. Tarde o temprano aparecerán dolores o malestar físico.

  • Pueden ser un obstáculo durante el día a día

Al adoptar una posición poco natural a la hora de caminar es mucho más fácil que tengamos percances o accidentes. Si vas a utilizar tacones de aguja o demasiado altos lo más recomendable es que los utilices para caminar dentro de espacios interiores y sobre superficies homogéneas. De lo contrario aumentarás los riesgos de sufrir accidentes o lesiones como caídas o torceduras.

zapatillas o taconazos-tacones

¿Zapatillas?

Beneficios

  • No generan problemas de salud

Al llevar zapatillas mantienes la posición natural del pie por lo que no estás agrediendo a tus articulaciones. No sufrirás rozaduras, problemas de ampollas, cortes, ni de problemas de espalda o rodillas. ¡Estarás invirtiendo en salud!

  • Te generan mayor comodidad y seguridad en los momentos cotidianos

Podrás desplazarte con naturalidad sin preocuparte por sufrir una caída o encontrarte con algún obstáculo. Al contrario de lo que pasa con los tacones, cualquier entorno es apropiado y podrás caminar segura, tranquila y de forma totalmente natural. Con ellos incrementarás tu resistencia y no estarás sufriendo si un evento o reunión se alarga más de la cuenta.

  • Cuando llegue el verano, podrás lucir unos pies sanos, bonitos y cuidados

Si te habitúas a utilizar un calzado cómodo, tus pies mantendrán su aspecto natural. Cuando tengas que mostrarlos no sentirás vergüenza por tener malformaciones o juanetes, y podrás recorrer las ciudades españolas más bonitas sin problemas. 😉

Inconvenientes

  • La altura en este caso es importante

Si tienes poca estatura o cuentas con una constitución ancha las zapatillas no te ayudarán a tener una imagen más estilizada. Esto en sí mismo no es un inconveniente como tal, dependerá de tus gustos y preferencias.

  • No está permitido en todos los sitios

A pesar de ser un calzado muy cómodo, está muy estigmatizado y no está permitido llevarlo en determinados trabajos o incluso locales. Aún así seguro que disfrutas de una noche de chicas con tus amigas.

zapatillas o taconazos-zap

¿Qué opción es la más recomendable?

Elegir zapatillas o taconazos dependerá de tus preferencias y prioridades. Podríamos decir que lo más recomendable es optar por las zapatillas como complemento habitual y utilizar los tacones (sobre todo si son incómodos) para circunstancias y eventos especiales. ¡En la variedad está el gusto!