piel de naranja

5 claves para combatir la piel de naranja

La celulitis o piel de naranja es un problema de salud, además de estético, que afecta principalmente al sexo femenino. Mientras que el 90% de las mujeres padecen esta condición, tan solo el 10% de los hombres se ven afectados por la piel de naranja.

Ni Angelina Jolie, ni Scarlett Johansson ni Jennifer López son inmunes a este problema que tanto preocupa al sexo femenino.

A continuación, te contaremos algunas claves para obtener resultados positivos en tu batalla contra la piel de naranja.

1. ¡Dile adiós al sedentarismo!

La celulitis se produce por la acumulación de grasa dentro de la piel. Esta grasa contiene unas fibras de colágeno más gruesas de lo normal, que empujan la grasa hacia arriba, haciendo que ésta sea más visible.

Uno de los factores clave en la aparición de la piel de naranja es la mala circulación y la insuficiencia linfática. Al pasarnos casi todo el día sentados en el ordenador, viendo la televisión… dichos sistemas empiezan a funcionar lentamente y las toxinas se acumulan, lo que da lugar a la temida piel de naranja.

Andar, correr, montar en bicicleta o practicar tu deporte favorito de manera continuada, favorecerá tu condición y  crearás hábitos saludables . No es necesario que te apuntes al gimnasio. Basta con romper con tu rutina sedentaria y empezar a caminar para ir al trabajo, subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor…

Sin embargo, si quieres combatir la celulitis localizada, es recomendable hacer ejercicios específicos para esas zonas como la elevación de piernas desde el suelo, las sentadillas o los abdominales.

piel de naranja

2. Cuida tu alimentación

Llevar una dieta sana y equilibrada es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Reduce el consumo de sal, que favorece la retención de líquidos, y dile adiós a las harinas y a los azúcares refinados, que favorecen la acumulación de toxinas y, por consiguiente, la aparición de la piel de naranja.

¿Qué comer?

Come más frutas y verduras. Alimentos como las zanahorias, las espinacas, el aguacate, la coliflor o los plátanos favorecen la circulación sanguínea y mejoran el aspecto de nuestra piel.

Sin embargo, recuerda que frutas como el plátano o las uvas contienen una gran cantidad de fructosa. Limítate a comer dos piezas de fruta al día y ¡mantén los azúcares a raya!

3. Bebe mucha agua

Es importante mantenerse bien hidratado para depurar bien el organismo y eliminar toxinas. Los expertos recomiendan beber alrededor de litro y medio de agua al día. Si bien, esto dependerá de nuestro peso, estatura y del ejercicio que hayamos realizado.

Evita los refrescos, incluso los que dicen ser light contienen edulcorantes artificiales nada recomendables para nuestro objetivo.

Cambia el café por el té verde y abusa de los zumos de frutas y hortalizas. Las propiedades depurativas de la piña te ayudarán a reducir la piel de naranja desde dentro.

4. Exfolia la piel de naranja

El brushing corporal realizado tres veces por semana, antes de ducharte, eliminará las pieles muertas de tu cuerpo y favorecerá tu flujo sanguíneo.

También puedes utilizar productos exfoliantes con ingredientes como el café, la sal o las algas drenantes, que te ayudarán a mejorar el aspecto de tu piel sin salir de la ducha. Aclárate con agua fría y aplica crema hidratante para recuperar la piel del efecto del peeling.

piel de naranja

5. Masajes anticelulíticos para acabar con la piel de naranja

Hazte masajes anticelulíticos por la mañana y por la noche, antes de irte a dormir. Estos masajes no solo favorecerán el aspecto de la piel de naranja, sino que te dejarán con una sensación de bienestar durante todo el día.

Realiza movimientos circulares, desde los tobillos hasta el vientre, y prepárate para notar los resultados a la larga.