Donar con piercings

¿Puedo donar óvulos si llevo piercings o tatuajes?

¿Donar con piercings o tatuajes es posible?

Existe una gran cantidad de mitos alrededor de la donación de óvulos. La desinformación hace que se extiendan creencias que muchas veces no tienen nada que ver con la realidad. Poseer piercings o tatuajes condiciona el nivel de compatibilidad a la hora de someternos a este tipo de tratamientos. Sin embargo, no influye tanto como se cree. De hecho, esta no es una razón (al menos no del todo) para interrumpir el proceso.

Donar con piercings

Para evaluar si una mujer es la paciente idónea para convertirse en donante existen una serie de requisitos concretos. Aunque pueden variar dependiendo de la clínica donde se lleve a cabo el proceso, los más comunes son:

Edad

El rango más apropiado para convertirse en donante de óvulos se sitúa entre los 18 y 31 años. Precisamente por ser el período de tiempo en el que el nivel fertilidad es mayor nos garantiza unos resultados positivos con mayor probabilidad.

Salud

Debe someterse a exámenes que certifiquen su buen estado tanto a nivel físico como mental y psicológico. La salud es sin duda uno de los factores más importantes.

Controles

Para asegurar la salud del futuro feto es importante descartar enfermedades de tipo hereditario o de transmisión sexual. Es importante conocer el historial genético de la futura donante para descartar enfermedades genéticas hereditarias.

Como puedes comprobar no existen restricciones que estén relacionadas con los tatuajes y piercings. Donar con piercings y tatuajes es algo posible. Y es que, aunque sean algo a tener en cuenta, no son un motivo en sí que restrinja o coarte las posibilidades de convertirse en una donante de óvulos. Debemos tener en cuenta que tanto los tatuajes como los piercings pueden suponer un riesgo para el futuro bebé.

Donar con piercings

Cuidado con las infecciones y enfermedades

Al haberse producido mediante la perforación de nuestra piel automáticamente el organismo se ve expuesto a todo tipo de infecciones y enfermedades. La ausencia de material esterilizado en muchos casos genera la transmisión de enfermedades de una forma directa por lo que es necesario que desde cualquier clínica especializada en la donación de óvulos se controle este tipo de incidencias.

Si cuentas con un piercing o un tatuaje será mejor que te asegures de que tu salud está en buen estado. Para ello lo más recomendable es que esperes un plazo de tiempo prudencial después de haberte hecho el tatuaje o el piercing.

¿Cuánto tienes que esperar?

El tiempo más apropiado a esperar antes de iniciar un proceso de donación se sitúa entre los 3 y 6 meses de duración (en caso de que sea un tatuaje entre 6 meses y 1 año). Durante este periodo es importante que no empecemos a realizar las pruebas para la donación de óvulos. Donar con piercings y tatuajes será totalmente viable una vez que el equipo médico tenga la certeza de que no hay ningún tipo de problema.

Además, es importante que prestes mucha atención al establecimiento donde te realizan el tatuaje o piercing. Más allá del proceso de donación, existen graves riesgos para tu salud de los que debes protegerte para evitar que se produzca cualquier contagio indeseado. Como puedes ver, la presencia de piercings y tatuajes no influye negativamente a la hora convertirte en madre donante siempre y cuando se hayan practicado de forma segura y en circunstancias sanitarias controladas.

¿Puedes donar con piercings y tatuajes? La respuesta es sí.