ets portada

Las 8 ETS más frecuentes

Quizás hayamos oído hablar muchas veces de las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) pero no sepamos exactamente qué son, los síntomas, o incluso los tipos que hay. La realidad es también que, muchas jóvenes y adultas desconocen que las padecen y otras directamente no hacen suficientes esfuerzos para prevenirlas y controlarlas.

Es por eso que, hoy os vamos a desvelar todo lo que debéis saber sobre las ETS y las más comunes para que siempre estéis informadas y, poder así también evitarlas.

¿Qué son las ETS?

En concreto, son infecciones causadas por bacterias, virus, parásitos y hongos. Estas se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual.

La mayor parte de las ETS, afectan a hombres y mujeres pero, en muchos casos, pueden provocar mayores problemas de salud a las mujeres.

Los síntomas de estas enfermedades, no siempre son evidentes. Algunas son asintomáticas, mientras que otras son fácilmente detectables. Sin embargo, todas son contagiosas y ante cualquier relación se debe usar siempre protección para evitar su contagio.

Ante cualquier duda, se debe realizar una citología vaginal, prueba de orina o de sangre, para descartar o diagnosticar cualquier tipo de enfermedad.

 

ets chica

¿Cuáles son las ETS más comunes?

Os vamos a presentar cuales son las 8 más comunes y sus síntomas para que podáis estar informadas y reaccionar cuanto antes frente a estas enfermedades:

  • Clamidia. Se considera la enfermedad bacteriológica más común. Se transmite mediante sexo vaginal, anal u oral, e incluso de madre a hijo durante el embarazo. Es llamada la “infección silenciosa” ya que normalmente no manifiesta síntomas. Puede infectar células del cuello del útero, la uretra y el recto. Sus síntomas principales son: flujo abundante, sangrado anormal y dolor al tener relaciones sexuales y orinar.
  • Gonorrea.  Es una infección bacteriológica que puede infectar principalmente la uretra, cuello de útero, recto y ano. Los síntomas normalmente aparecen entre 1 y 14 días tras la relación sexual y suelen ser: ardor al orinar, flujo vaginal amarillento e irritación del ano.
  • Sífilis. Se contagia mediante sexo oral, vaginal y anal, o en ocasiones por el contacto de la piel de un infectado. Los síntomas se asimilan a los de la fiebre y la gripe, por lo que en ocasiones son difíciles de identificar.
  • Herpes genital. Es similar al que aparecen la boca y se puede transmitir por sexo oral. Al igual que el herpes labial, cuando el virus entra en el cuerpo, permanece ahí durante toda la vida. Respecto a los síntomas, surgen unas dolorosas ulceras alrededor de la vagina y, suelen salir mucho tiempo después de haberlo contraído.
  • VIH / SIDA. Este virus tan conocido, infecta a las células del sistema inmunológico y las destruye, haciendo que el cuerpo sea incapaz de protegerse frente a otras infecciones. Por el momento no existe cura y se transmite a través del ingreso de sangre, fluidos vaginales o leche materna al cuerpo. El problema de este virus, es que los síntomas no son inmediatos y se detecta su presencia mediante un examen de sangre.
  • Triconomiasis. Es una ETS muy común y la mayoría de las veces se transmite por contacto sexual. Infecta las células de la vagina y la uretra. Los síntomas son: flujo blanco o de mal olor, picazón o ardor en la vagina y molestias abdominales. Cabe destacar que casi la mitad de mujeres no presentan ninguno de estos síntomas con esta enfermedad.
  • Condilomas (HPV). También llamadas verrugas genitales, son muy comunes y contagiosas. Estas son causa del virus del papiloma humanos (VPH) y se transmite al mantener relaciones sexuales o con el contacto piel con piel. Puede llegar a originar cáncer de cuello de útero y sus síntomas son: aparición de verrugas y malestar genital.
  • Candidiasis. Considerada también una infección vaginal, es causada por el hongo cándida que vive en nuestra piel pero en ocasiones se reproduce y origina esta enfermedad. Son muchos los factores que favorecen su aparición, desde llevar ropa ajustada, hasta enfermedades que afectan al sistema inmunológico. Este hongo se contagia a través de relaciones sexuales y produce síntomas como inflamación vaginal y exceso de flujo blanquecino.

La mayoría de las  ETS pueden ser tratadas y eliminadas a tiempo, en ocasiones únicamente con la toma de antibióticos. Así que, no lo dudéis, ante el menor síntoma que se asimile con todo lo comentado, acudir al médico es siempre la solución.

  

ets agadecida

 

Tambien te puede interesar