donar ovulos

Mitos en donación de óvulos

11 diciembre, 2016

Ser madres es el deseo de muchas mujeres. Dicen que la naturaleza es sabia. Sin embargo, a la hora de dar respuesta a ese deseo natural y esa necesidad vital de convertirse en madres, a veces, la naturaleza falla, provocando una enorme frustración en la mujer y un vacío que, en ocasiones, termina incluso afectando a su autoestima y a su matrimonio o relaciones sentimentales, e incluso en el terreno sexual. Hoy en día, los avances médicos permiten que prácticamente cualquier mujer pueda lograr su sueño de la maternidad. Existen diferentes causas que provocan infertilidad. La fecundación de óvulos donados es el método más avanzado al que recurren mujeres de más de 40 años cuando todas las opciones previas han resultado infructuosas a la hora de engendrar un bebé. Por eso, es necesario animar a las chicas jóvenes a donar óvulos.

¿En qué consiste la donación de óvulos?

Hemos tomado conciencia de la importancia de ayudar a otros donando sangre, órganos e incluso nuestros óvulos. Para hacerlo, los únicos requisitos que se piden a la donante son que sea una mujer joven, de menos de 35 años, que esté sana y que, tras someterse a una serie de pruebas médicas, aparezca como apta para la donación. La donación es un acto anónimo, gratuito y altruista. La donante nunca conocerá la identidad de la mujer receptora de sus óvulos y ni la madre ni el futuro hijo, conocerán jamás la identidad de la donante.

Antes de donar, la donante deberá someterse a un riguroso chequeo médico y psicológico. Si resulta válida para la donación de gametos, los ciclos ováricos de donante y receptora deben sincronizarse, ya que los óvulos no pueden congelarse.

Es un procedimiento indoloro para la donante. Además, se le compensa con una cantidad de dinero por los días que estará sin trabajar y las molestias de acudir a la clínica, realizarse pruebas y someterse a las reglas de la donación.

Donante V

 

Mitos y dudas en torno a la donación de óvulos

Lleva practicándose desde la década de los 80. Pero todavía existen muchas dudas sobre esta técnica. Hay que aclarar que donar óvulos no impedirá a la donante quedar embarazada en el futuro, ni tampoco tendrá consecuencias negativas para su salud. Hay mujeres que piensan que si donan sus óvulos, se quedará sin ellos para cuando ellas mismas deseen ser mamás. Sin embargo, aclaramos que todas las mujeres nacen con un número determinado de óvulos el cual depende de cada mujer. Todos los meses, el organismo libera un número de óvulos. Sólo uno de ellos madurará lo suficiente como para ser fertilizado. El resto de ellos, se desechan con la menstruación. En la donación, lo que se hace es aprovechar todos esos óvulos que, en otro caso, serían desechados por el propio cuerpo.

A la donante se la somete a un tratamiento de estimulación ovárica para que todos esos óvulos lleguen a buen puerto. Siempre controlada por el médico. El proceso dura apenas una semana en la cual puede hacer vida normal. El día de la punción, tendrá que guardar reposo por 24 horas. No podrá mantener relaciones sexuales hasta que le llegue la siguiente menstruación, debido al alto riesgo de embarazo.

Esos óvulos serán inseminados artificialmente con el semen del padre de la criatura e implantados en el útero de la receptora.

Ni el bebé ni la madre receptora conocerán nunca la identidad de la donante.

La estimulación ovárica no provoca cáncer ni  otras enfermedades. En algunos casos, se siente algo de dolor pélvico e hinchazón abdominal, pero es raro.

Anímate a donar óvulos ayudando a otras mujeres a ser mamás. Recibirás gratis una completa revisión ginecológica.