ovodonación

Todo lo que debes saber sobre la ovodonación

18 agosto, 2021
Por el Comité Editorial Blog IVI Dona

Cada vez son más las mujeres que recurren a los tratamientos de fertilidad para lograr el embarazo. Uno de ellos es la ovodonación, excelente alternativa para todas aquellas que no pueden tener hijos con sus propios óvulos. Esta técnica ofrece unos resultados muy positivos. De hecho, según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), el éxito de la ovodonación es de aproximadamente un 60% en el primer ciclo, de un 80% en el segundo, y de un 90% en el tercero. Si quieres saber más sobre esta técnica, a continuación, explicaremos qué es la ovodonación y la ovodonación compartida. Además, veremos en qué consiste el proceso de la donación de óvulos.

Ovodonación: ¿Qué es y en qué casos está indicada?

La ovodonación es un tratamiento de fertilidad en el que se lleva a cabo una fecundación in vitro (FIV) con óvulos de una donante y semen de la pareja o de un donante (en casos de varones con mala calidad espermática o mujeres solteras). Esta técnica está especialmente recomendada en los siguientes casos:

  • Abortos de repetición: cuando una mujer tiene al menos dos abortos consecutivos
  • Alteraciones genéticas que pudieran ser heredadas por los hijos
  • Ausencia de ovarios
  • Baja reserva ovárica: a partir de los 35 años, el número de folículos y calidad de los ovocitos disminuye de forma significativa, con lo que se reducen las probabilidades de lograr el embarazo de forma natural
  • Fallo ovárico prematuro (FOP), insuficiencia ovárica primaria (IOP) o menopausia precoz: cuando hay ausencia de función ovárica antes de los 40 años
  • Respuesta inadecuada a tratamientos de fertilidad previos como la fecundación in vitro (FIV) convencional

Ovodonación compartida: ¿En qué consiste?

La ovodonación compartida es un tipo de donación en la que los óvulos obtenidos de una misma donante se utilizan en distintas mujeres para que estas puedan quedarse embarazadas. El procedimiento es igual al de la fecundación in vitro (FIV) con donación de óvulos exclusiva. La principal diferencia es que la ovodonación compartida es más económica y, además, está especialmente recomendada para aquellas mujeres que no desean obtener muchos embriones. Las pacientes que opten por la ovodonación compartida recibirán menos óvulos (entre 3 y 5), pero la tasa de éxito de la ovodonación es la misma, puesto que solo es necesario un único embrión viable para conseguir el embarazo.

Proceso de la ovodonación: ¿Cómo se lleva a cabo?

Para llevar a cabo la ovodonación se selecciona una donante, la cual debe cumplir con una serie de requisitos según la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida:

  • Tener entre 18 y 35 años
  • Buen estado de salud psíquico y mental
  • No ser portadora de enfermedades genéticas, hereditarias o infecciones transmisibles a la descendencia

La donación de óvulos es un procedimiento voluntario y anónimo, por lo que la identidad de la donante es totalmente confidencial. Esta deberá realizarse un estudio ginecológico, hormonal y genético completo. Cuando la donante es seleccionada, comienza el proceso de la ovodonación, que consta de dos fases:

1. Estimulación ovárica y punción folicular a la donante

La donante se somete a un tratamiento hormonal para la estimulación de los ovarios con el objetivo de aumentar el número de ovocitos que maduran en cada ciclo. De esta forma, se conseguirá un mayor éxito de la ovodonación. Posteriormente, se realiza la punción folicular para obtener los ovocitos maduros, que se fecundarán en el laboratorio con semen de la pareja de la mujer (si es de buena calidad) o con el de un donante. Los embriones resultantes permanecerán en observación para comprobar su evolución y viabilidad.

2. Preparación del endometrio y transferencia embrionaria a la paciente

La paciente sigue un tratamiento de estrógenos y progesterona para que el endometrio obtenga un grosor correcto de entre 7 y 10 mm y, por tanto, esté receptivo. Entre 3 y 6 días después de la fecundación, se procede a la transferencia del mejor embrión al útero de la paciente. El resto de embriones obtenidos se vitrificarán para posteriores ciclos, en caso de que no se logre la gestación o se desee tener un hijo más adelante. Después de 10 o 12 días de la transferencia embrionaria, la mujer ya puede realizarse una prueba de embarazo.

Conviértete en donante de óvulos

Si deseas ayudar a otras mujeres a que puedan lograr su sueño de ser madres con técnicas como la ovodonación, las clínicas IVI Dona son el mejor lugar para ser donante de óvulos. Somos parte del grupo IVI, especialistas en reproducción asistida, y contamos con más de 26 clínicas en toda España. Nuestro equipo médico resolverá todas tus dudas y te acompañará durante todo el proceso de la donación de óvulos. Puedes solicitar más información o pedir una cita llamando ahora al teléfono gratuito 900 844 000 o dejándonos tus datos en nuestro formulario de contacto. Más de 22 mil donantes ya han confiado en IVI Dona.