puedo correr con el móvil en la mano

Correr con el móvil en la mano ¡Nada bueno!

El verano está a la vuelta de la esquina. Si este maldito virus lo permite ya podremos correr libremente, sin restricciones. Uno de los tantos placeres de esta época del año es correr por la playa. Es el mejor lugar para relajarse mientras disfrutamos haciendo ejercicio. Además, podemos hacer unas fotos geniales del postureo del entrenamiento en la playa. Pero para eso necesitamos el móvil y muchas de nosotras corremos con él en la mano. ¡No es una buena idea!

Afecta a nuestra técnica.

Correr con el móvil en la mano tiene consecuencias más malas de las que pensamos. El hombro y el codo sufren por la tensión a la que se ven expuestos. Si escuchamos música con cascos, no haremos el movimientos completo del brazo para evitar que se tense el cable. Por culpa de esto, nuestra estabilidad se ve comprometida empezando por el hombro y acabando en el tobillo.

A raíz de esto, perdemos eficiencia. Esto significa que no optimizamos nuestra energía, con todo lo que esto acarrea: mayor cansancio, menor velocidad y una posible lesión a medio plazo. Es mucho más serio de lo que parece.

El movimiento del tren superior influye en la estabilidad de la cadera y, por tanto, de las piernas. Esta aumenta conforme lo hace nuestra velocidad. Así que si queremos batir nuestras propias marcas cada semana es muy importante que prestemos atención a esto. Si corremos con el móvil en la mano nuestra estabilidad desaparece porque una parte de nuestro cuerpo está rígida. La pelvis se balancea mucho más de lo que debería y la rodilla de la pierna de apoyo se desplaza al interior. Por culpa de esta torsión el tobillo sufre los impactos de una forma que no debería.

correr con el móvil en la mano

Soluciones para correr con el móvil en la mano.

La primera de ellas es correr con el móvil en el bolsillo, pero entendemos que corremos el riesgo de que se nos caiga. Así que los brazaletes son la mejor opción. Además, deberíamos comprar unos cascos inalámbricos para correr y evitar los molestos cables. De todos modos, os queremos recordar que no debemos escuchar la música a todo volumen, ya que puede ser peligroso si corremos por la calle.

Pero el móvil no es lo único que podemos llevar en la mano cuando corremos. Si por donde corremos no hay fuentes o simplemente queremos llevar nuestra botella de agua, os recomendamos mochilas especiales o cinturones de hidratación para llevar nuestra agua sin arriesgarnos a lesiones.
Cómo habéis podido ver en este artículo, es crucial tener las manos libres cuando estamos haciendo running. Es un deporte muy bello que se puede practicar durante muchísimos años y nadie quiere que por no comprarnos un brazalete o algo para el agua no podamos disfrutarlo de nuevo. Cualquier objeto que llevemos debe interferir lo mínimo posible en nuestro balanceo, por eso lo debemos de acercar a nuestro centro de gravedad.

Desde IVI Dona esperamos que todas nos estemos cuidando como toca y que ya hayamos disfrutado del aire fresco.