tomar el sol y cuidar tu piel en verano

Toma el sol y cuida tu piel

Todos queremos disfrutar del sol horas y horas porque nos encanta la playa y la piscina, sin embargo, como la mayoría de cosas en esta vida, se puede hacer bien o mal. Pueden resultar repetitivos los consejos más habituales: Utiliza crema solar, no te expongas demasiado entre las 12:00 y las 16:00, hidrátate con frecuencia…

Recomendaciones para tomar el sol y cuidar tu piel en verano

Pero como queremos que le saques el máximo partido a este verano “diferente”, te vamos a dar unas recomendaciones para tomar el sol y cuidar tu piel. Antes que nada hay que aclarar que tomar el sol NO es malo, es más, la exposición solar en nuestra piel provoca la producción de vitamina D, sustancia que tiene una gran relevancia en la absorción de calcio o lo que es lo mismo ayuda a dar consistencia a nuestra masa ósea.

Obviamente la vitamina D no solo se puede obtener mediante los rayos solares, la alimentación es otra gran vía a la hora de recibir tanto los nutrientes como las vitaminas y aminoácidos esenciales, de ahí la frase tan popular que todos conocemos “somos lo que comemos”, aunque este es otro tema a tratar.

Tenemos que encontrar el equilibrio entre tomar el sol y mantener una alimentación adecuada, nunca podemos irnos a los extremos, es decir, exponernos más de la cuenta para generar vitamina D rápidamente ya que el metabolismo no funciona así y solo alimentarnos con determinados nutrientes puede ser perjudicial.

tomar el sol y cuidar tu piel

Cuida tu piel

El primer aspecto básico que hay que tener en cuenta a la hora de tomar el sol y cuidar tu piel, es el de no sobreexponerse para evitar tener quemaduras en nuestro cuerpo, que posteriormente podrían derivar en cáncer de piel. Si vas a pasar el día en la playa con tus familiares o amigos, hidrátate contínuamente, ya sea bebiendo entre 2 y 3 litros diarios de agua o si no te apasiona el agua, puedes beber otros líquidos.

¿Cómo podemos reducir la posibilidad de quemarnos la piel o de pasar una insolación?

La respuesta es sencilla, con productos fotoprotectores. Existen en el mercado infinidad de ellos, pero con una gorra, gafas de sol con cristales homologados y de calidad; y nuestro mejor aliado para combatir las radiaciones UVA y UVB la crema solar (Siempre de una protección superior a los 20 puntos).

Como hemos mencionado anteriormente en este artículo, las horas solares de mayor riesgo son las comprendidas entre las 12:00 y 16:00. No debemos de asustarnos si vamos a pasar el día y nos vamos a exponer a sol en ese intervalo de tiempo pero tomando las medidas adecuadas.

¡Cuidado!

Para finalizar es conveniente desmentir una leyenda urbana, tomar más horas el sol y sin protección broncea más la piel. La forma de obtener un tono caribeño y brillante es tomar el sol y cuidar tu piel. Exponerse sin protección lo que realmente provoca es que la piel se queme rápido e incluso pueda llegar a caerse, lo que dificultará aún más alcanzar el bronceado deseado.

Toma el sol de manera paulatina, protégete de las radiaciones fuertes y disfruta del verano de manera saludable 😉