Por el Comité Editorial Blog IVI Dona

picor vaginal

Picor vaginal: 5 posibles causas y soluciones

2 diciembre, 2020

Casi todas las mujeres han sentido, o sentirán a lo largo de su vida, picor vaginal, una molestia común que, a día de hoy, constituye hasta un 20% del total de las visitas ginecológicas que se registran en España.

Desde un punto de vista médico el picor vaginal no está asociado a patologías graves que puedan poner en serio riesgo la salud de la mujer. Sin embargo, es conveniente determinar su causa para descartar que se trata de un problema de carácter crónico que pueda alterar el bienestar femenino.

Principales causas del picor vaginal

¿Sufres picor vaginal y no sabes cuál puede ser la causa que te provoca esta molestia sensación? Te contamos cinco posibles causas de por qué puedes sufrirlas, así como unos cuantos trucos y soluciones que te ayudarán a combatirlo.

1. Infecciones

Las infecciones del tracto urinario son, a menudo, las causas más frecuentes y, dentro de ellas, la vaginosis bacteriana suele ser la más frecuente. La vaginosis bacteriana es, más que una infección propiamente dicha, un desequilibrio acentuado de los microorganismos que forman parte de la flora vaginal generando, de este modo, un crecimiento exponencial de patógenos anaerobios en la zona de la vagina.

Otro tipo de infección que suele provocar picor es la vulvovaginitis candidiásica (VVC), una infección causada por el hongo Candida albicans que afecta sobre todo a las mujeres que están en la premenopausia o en los días posteriores a la menstruación, y que, en la mayoría de los casos, suele pasar inadvertida porque es una infección asintomática.

Además del picor vaginal, la candidiasis se manifiesta también con otros síntomas como el aumento de la secreción vaginal, la sensación de picor al orinar, y la aparición de pequeñas heridas en la vulva.

2. Atrofia de las mucosas vaginales

La atrofia de las mucosas o vaginitis atrófica es otra de las causas más frecuentes de picor vaginal, una patología muy típica de la menopausia que se caracteriza por la sequedad e inflamación de las paredes vaginales debido a la falta de estrógenos que se suele dar en este periodo.

 

3. Alergias

Otra causa común suelen ser las reacciones alérgicas causadas por agentes externos como el uso de gel de baño altamente abrasivo con la piel, tampones, preservativos o ropa interior de tejidos artificiales.
Muchos de los componentes de estos agentes externos alteran el equilibrio del pH vaginal, ocasionado de este modo un picor que puede convertirse en picor crónico o recurrente muy molesto para la mujer.

4. Higiene íntima inadecuada

La higiene íntima juega también un papel fundamental en la aparición del picor, y es que, tanto el exceso como la falta de higiene, puede provocar esta desagradable molestia.
Los geles que no respetan el equilibrio del pH vaginal son, a menudo, los responsables del picor vaginal. Y si destruyen la microbiota de la vagina, estos pueden causar irritación y molestia en la zona vulvar.

5. Menopausia

La menopausia es otra de las causas más frecuentes de la aparición del picor vaginal debido a que este proceso conlleva una evidente alteración hormonal caracterizada, sobre todo, por la pérdida de estrógenos, hormonas que se encargan de proteger los tejidos de las paredes vaginales y de conservar la microbiota vaginal.

¿Cómo tratar el picor vaginal?

Esta es una molestia que puede llegar a alterar el bienestar si no se trata a tiempo. Por ello, una vez identificada la causa del picor, es conveniente llevar una higiene íntima adecuada para mantener un equilibrio correcto en la flora vaginal.

Actualmente, se suelen emplear productos probióticos a base de Lactobacillus para mantener el equilibrio de la flora vaginal y prevenir el picor en la zona, pero una visita al ginecólogo te ayudará a saber con exactitud a qué se debe el problema y la mejor solución.