una chica por la ventana mirando. La donación de óvulos y el sexo no están reñidos

¿La donación de óvulos y el sexo están reñidos?

Donar óvulos lleva implícito un procedimiento que influye de forma directa sobre la capacidad de gestación de la mujer. Por ello está totalmente desaconsejada la práctica de relaciones sexuales en mitad del tratamiento ya que se incrementan de forma considerable las posibilidades de tener hijos.

Aún así, debemos de tener en cuenta que donar óvulos no es una práctica de riesgo para las mujeres y es totalmente compatible con las actividades que se desarrollan de forma cotidiana. Sin embargo, las relaciones sexuales sí que deben reducirse o pararse totalmente durante el tiempo que dura el periodo del tratamiento hormonal.

Pero, ¿sabes en qué consiste exactamente el proceso de donar óvulos?

La donación de óvulos lleva asociada una estimulación de los ovarios para que posteriormente sea mucho más fácil extraer los ovocitos. Esta estimulación lleva consigo un incremento del tamaño y las vascularización de los ovarios por lo que el coito o la penetración en mitad del tratamiento están desaconsejados. Debes saber que no sólo se incrementa el riesgo de quedar embarazada sino que además la práctica puede resultar dolorosa.

Dos chicas riéndose, y pasándolo bien

Se deben tomar precauciones de forma responsable e incluso evitar el coito utilizando preservativo. Existe el riesgo de que se produzca la rotura del condón lo cual obliga a paralizar todo el proceso puesto que la mujer puede tener un embarazo múltiple.

El período de abstinencia sexual debe extenderse desde que se produce la primera punción folicular para extraer los ovocitos hasta la siguiente menstruación que tenga la paciente. De no ser así existe el riesgo de que se produzca una torsión del ovario además de que se produzca un embarazo múltiple. Una vez que la mujer que se haya sometido al tratamiento vuelva a tener la menstruación podrá recuperar su rutina sexual con total normalidad y sin estar expuesta a ningún riesgo en este sentido.

Si te has decidido por donar óvulos o estás barajando la posibilidad, debes tener esto en cuenta. No intentes tener relaciones sexuales (al menos no con penetración) para no exponerte a este tipo de riesgos que pueden afectar tanto a tu salud como a la de los ovocitos que vas a donar durante el tratamiento.

Estos son los riesgos reales

Una de las preguntas más habituales para la mujer donante es si el tratamiento lleva consigo algunos efectos secundarios o supone riesgos para la salud. Debes saber que este proceso no tiene efectos negativos demostrados sobre el ovario. En contra de lo que se pueda decir, no existe una aceleración de la aparición de la menopausia ni provoca un incremento de peso. Además, tampoco afecta negativamente sobre la futura fertilidad de la mujer donante.

Sí que es cierto que existe el riesgo de que se produzca una hiperestimulación ovárica porque el cuerpo responda de forma exagerada al tratamiento. Esta puede manifestarse en diferentes grados (leve, moderada o grave aunque sólo en el 1% de los casos). Además, la aparición de infecciones en los genitales tiene una incidencia todavía inferior y se estima entre un 0,1% y un 1%.

Lo más recomendable es recibir asesoramiento especializado por parte del equipo médico antes de iniciar el tratamiento.