Ansiedad por la comida los días previos a la regla

¿Qué es el síndrome Premenstrual?

El síndrome premenstrual, es un conjunto de síntomas que sufren algunas mujeres en los días previos a su menstruación. No es algo universal y la intensidad de los síntomas varía según la chica, pero sí que está bastante extendido. En su forma más leve se observa hasta en un 90% de las mujeres con ciclos ovulatorios, aunque es cierto que la mayor parte de los casos no es motivo de visita ginicológica.

Hay una gran variedad de síntomas y curiosidades que refieren las mujeres aquejadas de este síndrome, pero hoy vamos a hablar en concreto de uno de ellos. Se trata, como has visto en el título del post, de la ansiedad por la comida.

¿Por qué tenemos ansiedad a la comida los días previos?

Quizá te haya pasado también a ti. Después de unas semanas comiendo saludable, de repente un día, sin previo aviso, te entran unas ganas locas de arrasar con todo el chocolate que encuentres, o con las galletas o con cualquier tipo de carbohidrato que aparezca en tu camino, especialmente si viene aderezado con mucho azúcar.

Después de que el vendaval ha remitido, te das cuenta de que faltan pocos días para que empiece tu periodo. Este es una situación muy habitual.

Ansiedad por la comida

¿A qué se debe?

A estas alturas de la vida, ya sabemos que no es casualidad que estos asaltos a la nevera se produzcan siempre en las mismas fechas.

Vamos a explicarte quiénes son las responsables de esta actuación: tus hormonas.

Durante la fase lútea tardía de tu periodo, es decir, después de la ovulación, unos pocos días antes de que comience el sangrado, se produce un descenso de los estrógenos y la progesterona. El vaivén de estas hormonas influye en el descenso de uno de los neurotransmisores cerebrales, la serotonina.

La serotonina es responsable de que nos sintamos bien, por lo que al descender su producción, vamos a sentir cambios de humor, malestar emocional, irritabilidad…

Nuestro cerebro intenta entonces estimular su liberación. Y se ha demostrado que el consumo de carbohidratos hace que aumente su producción.

El desequilibrio de la serotonina producido por el vaivén hormonal propio del fin del ciclo menstrual, hace que sintamos verdadera debilidad por los alimentos dulces.

Además, debido a ese descenso de la serotonina, vamos a dormir peor con lo que te sentirás más cansada y buscarás algo que te haga sentir bien: el chocolate.

¿Quieres donar óvulos?



¿Hay algo que podamos hacer para evitarlo?

Lo más importante es ser muy consciente de lo que está pasando y no dejarnos llevar por el impulso.

  1. Evita la comida basura, bollería y refrescos. Y al decir evitar me refiero a quitarlo de tu alcance. No tengas en el armario aquello que no deberías comer.
  2. Cuando te ataque esa ansiedad por el dulce, elige frutas que aportan vitaminas y fibra, además de azúcar. Aumenta tus raciones de verduras y ensaladas. Las comidas ricas en fibra ayudan a aumentar la sensación de saciedad y comerás menos de lo que no debes.
  3. No esperes a comer cuando tengas demasiada hambre. Esto hará que te resulte más difícil controlar la ingesta de azúcar.
  4. Añade más proteína a tu desayuno para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y quedarte satisfecha después.
  5. Ten buenos hábitos como hacer ejercicio. Esto hace que aumente la serotonina, con lo que te sentirás mejor. Así evitarás asaltar el armario de las galletas.
  6. Y, sobre todo, no te obsesiones con ello. Si el antojo amenaza con superarte, opta por una versión un poco más saludable. Busca recetas dulces con menos calorías que puedas tener preparadas para casos de auténtica emergencia.

Si necesitas asesoramiento, en nuestras clínicas tenemos expertos en salud integral de la mujer que pueden ayudarte.

Infografía-Ansiedad-Comida