contagios coronavirus

Contagios coronavirus: medidas de prevención

El pasado mes de marzo, gran parte del mundo se veía obligada a confinarse en casa y reducir al máximo el contacto social debido al aumento de contagios de coronavirus. Esta situación fue nueva para todos. Tuvimos que cambiar el ir a la universidad por las clases online, las reuniones en la oficina por videoconferencias o el gimnasio por los vídeos de deporte.

No obstante, los efectos de los contagios por coronavirus no se han limitado a ese periodo de confinamiento. Actualmente, varios meses después de la peor época, los hábitos de vida de prácticamente toda la sociedad han cambiado. Podemos salir a la calle y hacer muchas actividades como antes, pero es necesarios extremar las medidas de seguridad y prevenir más contagios. No sólo por nuestra salud y la de los que nos rodean, sino por asegurar un mejor futuro social y económico para los próximos años.

Contagios coronavirus: principales formas de transmisión

Los contagios de coronavirus se producen cuando una persona que tiene el virus expulsa diminutas gotitas que lo contienen. De esta forma, cuando las gotitas entran en contacto con otra persona es cuando se produce el contagio. Para ello, deben entrar en contacto con las fosas nasales o la boca, aunque los ojos también podrían ser otro foco de transmisión.

Como indica la ONU, los contagios por coronavirus se pueden producir principalmente de dos maneras.

Contacto directo

En primer lugar, por contacto directo. Esta se produce cuando dos personas están cerca con una mínima distancia de seguridad. Al existir tan poco espacio entre ambas, si una de ellas, contagiada por coronavirus, tose, estornuda o habla puede hacer llegar a la otra esas gotitas que contienen el virus.

Estos contagios por contacto directo aumentan la probabilidad cuanto más nos acerquemos a la otra persona. Por ejemplo, no se corre el mismo riesgo hablando que dando un abrazo o un beso.

Contacto indirecto

En segundo lugar, encontramos el contagio por contacto indirecto. En este caso, el coronavirus se puede transmitir cuando una persona contagiada por covid-19 expulsa esas gotitas encima de una superficie u objeto. Al hacerlo, el virus permanecerá un tiempo activo. Por ello, si otra persona toca con las manos dichos objetos y después las acerca a su boca, nariz u ojos, se puede contagiar.

Cómo prevenir los contagios por coronavirus

Evitar más contagios está en la mano de todos. Para disminuir la probabilidad de propagación sólo tenemos que seguir una serie de medidas de seguridad muy sencillas. Como indica el CDC, estas son algunas de las principales.

Usa siempre la mascarilla facial

La mascarilla es una de las medidas de seguridad más eficientes. Es especialmente importante utilizarla cuando nos encontramos en lugares públicos, sitios concurridos, o con personas que no conviven con nosotros.

Con su utilización estamos protegiendo a nuestro entorno ya que no evitamos contagiarnos nosotros, sino contagiar a los demás en caso de que nosotros tengamos el virus. Por ello, es una cuestión de responsabilidad.

los contagios coronavirus

Lávate las manos siempre que puedas

Como se ha comentado anteriormente, una de las formas más comunes de contagio se produce cuanto tocamos superficies que contienen gotitas con presencia del virus. Deberíamos lavarnos las manos siempre que:

  • Toquemos un objetivo o superficie en un lugar público
  • Tosamos, estornudemos o nos sonamos la nariz
  • Toquemos la mascarilla que llevamos puesta
  • Después de estar en contacto con otras personas, sobre todo si están infectadas
  • Cuando vayamos a tocarnos la cara, manipular alimentos o incluso prendas de vestir

Además, es importante realizar un lavado completo por todas las partes de la mano durante al menos 20 o 30 segundos.

Mantén la distancia mínima de seguridad

Para evitar los contagios directos debemos guardar en todo momento una distancia de mínimo dos metros. Gracias a ello reduciremos las posibilidades de que las gotitas expulsadas por una persona infectada entre en contacto con otra.

Desinfecta a menudo tus pertenencias

Cada día tocamos decenas de veces objetos como el móvil, el ordenador o los grifos de casa. Por ello, tenemos que limpiar y desinfectar esas zonas para evitar que el virus permanezca en ellas.

Además de estas medidas existen otras igual de importantes como el control de la temperatura y síntomas, evitar al máximo el contacto directo o cubrirnos siempre la boca y nariz al toser o estornudar.

En IVI Dona estamos comprometidos con el bienestar de las personas, por ello, en todas nuestras clínicas e instalaciones hemos extremado las medidas de precaución para evitar contagios coronavirus. No obstante, si tienes alguna pregunta o inquietud nuestro equipo te ayudará a resolverlo cuando quieras.