infección de orina que tomar

Frutos rojos para prevenir la infección de orina

El arándano rojo, además de estar delicioso, es de gran ayuda para tratar las infecciones de orina. Según un estudio de los hospitales Quirón y General Universitario de Valencia pueden ser muy útiles para combatir la cistitis postcoital; principal causa de las infecciones de orina. Es más, se estima que pueden disminuir en un 75% el número de infecciones urinarias pasados tres meses y en hasta un 93% una vez transcurridos seis.

Más de un 10% de mujeres sufre cistitis con frecuencia.

La cistitis en cifras:

  • Un 37% de las mujeres lo sufre al menos una vez en su vida.
  • Una de cada cinco mujeres vuelven a padecerlo transcurridos dos meses por una mala recuperación.
  • El 12% tiene más de dos casos al año.

Afecta a mujeres desde 20 años hasta a mujeres de 60. Dado que una de las causas principales es la alteración de la flora vaginal a raíz del coito, es de suma importancia orinar después de tener relaciones para prevenir la cistitis.

Origen del arándano rojo.

El arándano rojo americano tiene su origen en los humedales del nordeste de EE.UU y del sudeste canadiense. Los primeros colonos europeos lo trajeron al continente después de observar que los nativos no solo lo usaban como alimento sino también como medicina para tratar infecciones.

infección de orina

¿Por qué tomar arándano rojo para tratar la infección de orina?

Es un producto totalmente natural.

Como ya se ha dicho anteriormente, es una fruta tradicional de América del Norte. El arándano, se ha usado como medicina durante siglos.

Tiene un efecto antiadherente contra las bacterias.

Disminuyen la proliferación de la bacteria E.Coli en la vejiga. De acuerdo a datos de la Asociación Española de Urología esta bacteria infecta los apartados urinarios y reproductores de las mujeres a raíz de contaminación fecal. Eso hace que sea culpable del 80% de casos de cistitis en mujeres.

Una vez colonizan la vegija crean una pared mediante micción que dificulta su eliminación. Sin embargo, aquí entra en juego el arándano rojo. Gracias a sus propiedades naturales elimina estos grupos de bacterias.

Más vale prevenir que curar.

Una de las grandes ventajas de los arándanos rojos es que su consumo frecuente ayuda a evitar que el E.Coli forme esta película que se ha mencionado antes. Gracias a su contenido en PAC evitan que haya una acumulación de bacterias que acabe generando una infección de orina.

¿Más es igual a mejor?

Varios estudios que se han centrado en la propiedades preventivas del arándano rojo destacan que a mayor consumo, mayor eficacia. Esto significa que el grado de protección frente a infecciones depende de la cantidad de PAC en la orina. Por tanto, depende de la cantidad que ingiramos. Pero no únicamente de esto, sino también de la frecuencia con que lo hagamos. Así que tenemos que consumir arándanos rojos frecuentemente en nuestra dieta.

Desde IVI Dona esperamos que este artículo os haya sido de ayuda. Para resumir, para prevenir infecciones de orina como la cistitis hay que beber, como mínimo, dos litros de agua diarios, mantener una buena higiene personal y consumir arándanos rojos con frecuencia. Cuidaos y cuidad a las vuestras.